Seguro de Caución

Seguro de Caución

Constantemente se suele comparar el Seguro de Caución respecto a su objeto o finalidad con la Fianza, y aunque son muchas las opiniones sobre el tema, la mayoría de ellas se remiten al origen de este tipo de seguro. 

En México, el Seguro de Caución tomó como referencia la legislación española -Ley 50/1980 del 8 de Octubre de Contrato de Seguro y el Real Decreto Legislativo 6/2004, del 29 de Octubre- dando forma así a la Ley sobre el Contrato de Seguro (LSCS): 

Artículo 151.- Por el contrato de seguro de caución la empresa de seguros se obliga a indemnizar al asegurado a título de resarcimiento o penalidad de los daños patrimoniales sufridos, dentro de los límites previstos en dicho contrato, al producirse las circunstancias acordadas en el mismo en relación con el incumplimiento por el contratante del seguro de sus obligaciones legales o contractuales, excluyendo las obligaciones relacionadas con contratos de naturaleza financiera.Todo pago hecho por la aseguradora deberá serle reembolsado por el contratante del seguro.

Si bien, tanto el Seguro de Caución como la fianza son garantías para los asegurados y las aseguradoras, en nuestro país se ha buscado diferenciar uno de otra, pues aplican de manera diferente en situaciones específicas.

El reto es conocer y comprender tanto la Ley de Instituciones de Seguros y de Fianzas, como la LSCS, a fin de transmitir la información correcta y adecuada a los usuarios, contratistas, beneficiarios y asegurados, para evitar frustraciones o descontentos respecto a la garantía ofrecida.  

Se puede entender al Seguro de Caución por el enfoque e integración en concepto de daños sufridos e indemnización, por tanto, se habla de un propósito resarcitorio. Así, para vincular legalmente a la empresa de seguros a la indemnización, es necesario el sufrimiento de daños patrimoniales, es por ello que el Seguro de Caución está previsto dentro del ramo de operaciones de Daños, lo cual se fundamenta en el artículo 86 de la LSCS, que establece:

“En el seguro contra los daños, la empresa aseguradora responde solamente por el daño causado hasta el límite de la suma y del valor real asegurados” 

Por otra parte, al hablar de Fianza, nos referimos al objeto de “garantizar el cumplimiento de obligaciones”, en la cual se establece el cumplimiento o incumplimiento per se.

Es obligación de los Agentes, conocer la aplicación tanto del Seguro de Caución, como de la Fianza, a fin de ofrecer las mejores garantías posible en el daño de patrimonio o en el cumplimiento o incumplimiento de las obligaciones legales o contractuales. 

 

*Con información de elasegurador.com.mx

 

Previous post
Tecnología: un gran aliado para el sector asegurador
Next post
Ventajas del seguro de responsabilidad civil

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

*

Back
SHARE

Seguro de Caución