Sobre Seguros Paramétricos

Sobre Seguros Paramétricos

Los Seguros Paramétricos brindan protección ante las probabilidades de que suceda un evento predefinido, por lo cual, la indemnización es posible solo si se cumplen los parámetros determinados previamente en el contrato, que generalmente son cuantitativos.

En este tipo de seguros se pacta una forma de pago desde el principio y el cálculo de los parámetros depende de la exposición del cliente, debido a que la indemnización es independiente de la pérdida real que haya padecido el asegurado. Generalmente el pago se realiza de manera rápida y sin necesidad de realizar algún tipo de ajuste.

Los parámetros más habituales que se utilizan en nuestro país son huracanes y terremotos, sin embargo, si se quiere configurar adecuadamente el seguro paramétrico, se debe hablar previamente con el cliente para conocer su grado de siniestralidad y para poder identificar las brechas existentes en su protección convencional.

Algunas de las características más importantes de estos seguros, es que pueden cubrir aspectos que previamente se consideraban no asegurables, pueden cubrir también deducibles, incrementar los sublímites y abarcar cualquier tipo de bienes que de otra forma estarían excluidos. En general, los seguros paramétricos pueden convertirse en un excelente complemento para otro tipo de pólizas. 

Otra característica importante es que la prima se determina a partir de la probabilidad de que un siniestro ocurra o no; además estos seguros establecen índices de acceso a las coberturas, siempre con la intención de que las indemnizaciones se mantengan escalonadas y en función del parámetro que permite activar la cobertura. A diferencia de un aseguramiento tradicional, el seguro paramétrico basa su funcionalidad en un índice predefinido y en la probabilidad de que ocurra un evento y no en la pérdida real.

Debido a la continua actividad sísmica y a la frecuencia de los huracanes, en México se estableció el bono catastrófico como una estrategia de administración de riesgos, cuyo mecanismo de cobertura incrementa los recursos con los que cuenta el Fondo de Desastres Naturales. Si bien los seguros paramétricos y los bonos catastróficos guardan un estrecho parecido, estos últimos son contratados por los gobiernos y su objetivo es reducir los costes legales y de recuperación por medio de préstamos. Y en caso de que no ocurra alguna catástrofe, el monto es transferido a los inversionistas, según las condiciones preestablecidas en el contrato.

Si a alguien le interesan los seguros paramétricos, debe tener muy claro que no son un reemplazo de las coberturas básicas de los seguros tradicionales y que ambos tipos  de aseguramiento pueden complementarse perfectamente.

 

*Con información de Revista Siniestro

Previous post
La industria aseguradora y la suscripción de personas transgénero
Next post
La omnicanalidad

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

*

Back
SHARE

Sobre Seguros Paramétricos